El ministro de Economía y Finanzas de Panamá, Dulcidio de la Guardia, defendió en el parlamento del país el Presupuesto General de 2016, que es un 2,7 % mayor al de 2015 y destina un 43,4% al gasto social, informaron fuentes oficiales.

De la Guardia dijo en la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional que el proyecto de ley presupuestario, que asciende a US$20.106,1 millones, cumplirá con el límite establecido de déficit del 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB).

Los sectores con más asignación presupuestaria son sanidad (US$3.619,2 millones), educación y cultura (US$2.307,7 millones), y protección y seguridad social (US$2.049 millones).

El Proyecto de Presupuesto General del Estado para el año 2016 se diseñó, recordó el ministro, para unas perspectivas económicas que contemplan un crecimiento del 6,5% del PIB y una inflación mínima del 1,9%.

Las cuentas públicas contemplan también ingresos corrientes por el orden de los US$13.555 millones, recursos de patrimonio por US$2.051 millones, otros ingresos por 524 millones de balboas y recursos de crédito que sumarán 3.976 millones.

El presupuesto debe ser aprobado en un segundo y tercer debate y, después, ser sancionado por el presidente.