El Parlamento de Honduras aprobó esta semana el Presupuesto General del gobierno que preside Porfirio Lobo, que asciende a 164.232 millones de lempiras (unos US$8.211,6 millones), para este año.

El presupuesto del presente año, que debió ser aprobado en diciembre pasado, conforme a la ley, es superior en US$604 millones (11.415,6 millones de lempiras) con respecto al de 2012.

La partida de gastos en 2013 para el gobierno suma 90.544 millones de lempiras (US$4.527,2 millones), mientras que para las instituciones descentralizadas asciende a 73.688 millones de lempiras (US$3.684,4 millones).

El proyecto de presupuesto que el Ejecutivo envió al Legislativo en septiembre pasado para su aprobación, era de 164.925 millones de lempiras (US$8.680,2 millones).

El Parlamento dejó pendiente de aprobación el presupuesto de seis instituciones autónomas, incluidas la hidroeléctrica y la telefónica, que en un plazo de dos meses deberán de presentar un plan económico de rescate debido a la crisis que atraviesan.

Del presupuesto aprobado, la secretaría con mayor asignación es la de Educación, con 22.462 millones de lempiras (US$1.123 millones), mientras que para el pago de deuda pública la asignación es de 18.226 millones de lempiras (US$911,3 millones).

La Secretaría de Salud tendrá una partida de gastos de 11.223 millones de lempiras (US$561,15 millones).

Según la resolución del Parlamento, este año los empleados públicos, que suman unos 205.000, incluidos unos 60.000 maestros, no tendrán incremento salarial.

El gobierno que preside Porfirio Lobo, quien concluirá su mandato el 27 de enero de 2014, atraviesa una crisis fiscal y económica que le ha llevado a demorar el pago de salarios y aguinaldo de diciembre pasado a empleados de salud, educación y militares, compromisos que ha comenzado a cumplir en estos días.