La presidencia de la república promulgará la ley de presupuesto general de la Nación para el ejercicio 2012, según anunció este jueves el ministro de Hacienda, Dionisio Borda. La cartera fiscal ya trabaja en la elaboración de un plan financiero para reducir el déficit.

El ministro dijo que la promulgación se hará “en el entendimiento de velar por la estabilidad del país”, porque consideran que un veto parcial o un veto total significará la no entrada en vigencia del nuevo presupuesto.

Explicó que el veto implica un problema, porque existen conquistas sociales de parte de los funcionarios públicos, de las fuerzas públicas y, además, de los recursos que fueron asignados a las diferentes entidades.

Borda indicó que ya están trabajando en un plan financiero que permita manejar el desfinanciamiento de unos 2,8 billones de guaraníes (US$622 millones al cambio de la víspera) que tiene el presupuesto sancionado por el Parlamento, con relación al proyecto presentado por el Gobierno.

Sostuvo que el plan de gasto en estas condiciones tiene un riesgo de déficit potencial de 3,6%, pero que se trabajará para evitar llegar a esta cifra. Puso como ejemplo que el presupuesto vigente cuando fue aprobado el año pasado tenía un desfinanciamiento de 1,8 billones de guaraníes (US$400 millones) y un déficit potencial de 2,8%, pero que es casi seguro que se cerrará con un superávit de 0,5% del PIB o más.

El superávit sería incluso mayor de no haber un atraso en el pago de parte de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) de cerca de US$100 millones, que a criterio del ministro de Hacienda es inexplicable y perjudica al fisco.

Borda insiste en que el Congreso, así como fue “generoso” en aumentar los gastos para el 2012, dote al Ejecutivo de nuevos instrumentos impositivos para mejorar la recaudación. “Porque el presupuesto 2012 implica que tenemos que recaudar 37% más que este año y nosotros teníamos previsto que el aumento sea del 16%. Eso, en la práctica, cumplir plenamente el presupuesto y tener ese nivel de recaudación, no es realista”, indicó.

Hacienda pretende que el Parlamento ponga en vigencia el Impuesto a la Renta Personal (IRP), cuya aplicación está suspendida hasta enero de 2013. Además, está a favor de la aprobación del proyecto de ley que grava la exportación de soja, maíz y girasol.

El ministro también criticó la demora excesiva para que el Parlamento envíe al Ejecutivo la ley sancionada, situación que a su entender llama la atención porque nunca ocurrió que al borde del cierre del año el presupuesto aún no fue puesto a consideración del Gobierno.

De acuerdo a las cifras preliminares manejadas, el presupuesto sancionado por el Parlamento ronda los 49,7 billones de guaraníes (US$11.047 millones).