Con un déficit de US$5.059,7 millones se cerró el Presupuesto General del Estado, de acuerdo con las cifras publicadas por el Ministerio de Finanzas al 31 de diciembre del 2013, en cuanto a los recursos devengados de la ejecución presupuestaria.

Ese resultado se obtiene de restar los ingresos del Gobierno (exceptuando el financiamiento) que fueron de US$26.001,1 millones de los gastos (excluyendo amortización de deuda y otras obligaciones), lo cuales llegaron a US$31.060,8 millones.

La cifra quintuplica el déficit del 2012, que se ubicó en US$985,5 millones, y es más alta que los déficits de los tres últimos años juntos, explicó el ex ministro de Finanzas Fausto Ortiz al ser consultado sobre el tema.

El déficit registrado también es mayor al del 2009, un año de crisis en el cual el precio del barril de petróleo llegó a un promedio de US$53,43, según cifras del Banco Central. Esto aunque el precio promedio del crudo hasta noviembre del 2013 ha sido de US$96,1 el barril, según EP Petroecuador. En el 2009, el déficit fue considerado alto al llegar a US$-2.772,4 millones.

Fausto Ortiz explicó que agrupando los ingresos y gastos en corrientes y de capital, se aprecia que el déficit fiscal encuentra su causa en el elevado gasto de capital e inversión que no alcanza a ser financiado por ingresos petroleros.

Marcos López, exdirector del BCE, coincide con que el alto déficit se debe a que el Estado decidió ser el protagonista de una alta inversión en obra pública. Dijo que para el 2014 se prevé una inversión pública del 10% del PIB, situación en la cual el Estado asume la responsabilidad de ser motor de la economía. Consideró que hay otros países cuya inversión pública es más baja, como Chile con un 3% y Perú con un 5% del PIB, pero que tienen un buen desarrollo porque lo complementan con inversión extranjera.

Para cubrir el déficit, el Gobierno acudió a un alto financiamiento que en el 2013 llegó a US$5.297,8 millones. Adicionalmente tuvo una inyección de liquidez con los US$1.700 millones que llegaron de China.

China fue el principal proveedor de recursos para Ecuador. Hasta noviembre del 2013, la deuda de Ecuador con China llegó a US$4.712,1 millones, de acuerdo con los datos publicados en su último boletín por el Ministerio de Finanzas.

Ortiz explicó que el déficit presupuestado del 2014 es idéntico al déficit del 2013, por lo que el financiamiento necesario “no puede señalarse como una cifra inalcanzable”.