Lima. El gobierno del presidente peruano Alan García dispuso un aumento en el presupuesto general del país por cerca de 5.000 millones de soles (US$1.742 millones).

La información, dada a conocer por el viceministro de Economía, Carlos Casas, añade que el aumento representa un 7% en comparación con el presupuesto de este año, pero negó que los aumentos se conviertan en mejores sueldos en el sector público o en la remuneración mínima.

Según una publicación del diario El Comercio, Casas dijo que “la idea es que el gasto principal se enfoque en el tema de inversiones públicas. Desde hace dos años hemos tratado de incrementar la inversión pública. Esta vez representará un 6,7% del PBI, a fin de saldar brechas de infraestructura y mejorar la competitividad de la economía”.

Casas comentó, además, que el gasto corriente se está manteniendo dentro los márgenes dados por el Congreso, cuando existía la “relajación” de las reglas fiscales.

Los 5.000 millones de soles, representan justamente el costo que tiene la corrupción para el país, de acuerdo a la autoridad, por lo que también quieren invertir más esfuerzos en la transparencia.