Sao Paulo. El mercado de Brasil redujo sus pronósticos para la inflación del 2011 por primera vez en dos meses, mostró un sondeo semanal del Banco Central divulgado este lunes, en una señal de que las medidas del gobierno para contener los precios podrían estar funcionando.

Los economistas rebajaron su pronóstico para la inflación de Brasil este año a un 6,33% desde un 6,37% anterior, según el sondeo Focus del Banco Central entre instituciones financieras.

En abril, el índice de inflación subió menos de lo esperado, según datos divulgados este viernes y los rendimientos de los contratos futuros de la tasa de interés cayeron en esa sesión.

El Banco Central tiene una meta de inflación para este año de un 4,5% anual, con una tolerancia de dos puntos porcentuales hacia arriba o abajo.

Los economistas pronostican un crecimiento del 4% en la mayor economía de Latinoamérica este año, sin cambios respecto a su estimación en el sondeo anterior.

La economía de Brasil creció un 7,5% el año pasado, a su mayor ritmo en 24 años y a una de las tasas más altas entre las grandes economías.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central elevó el mes pasado la tasa de interés referencial, Selic, en 25 puntos base, a un 12%.

Los pronósticos del más reciente sondeo representan la mediana de las estimaciones de analistas consultados por el Banco Central en alrededor de 100 entidades financieras.

Los economistas mantuvieron sus previsiones para la inflación del 2012 en un 5%.

La tasa Selic, en tanto, debería terminar el año en un 12,50% y caer a un 12,25% en el 2012, de acuerdo a los economistas consultados en el sondeo Focus.