Sao Paulo. El mercado de Brasil elevó sus pronósticos para la inflación del país este año por novena semana consecutiva, lo que sugiere que una reciente alza en los costos de los alimentos y de la educación tendrá un impacto más duradero sobre los precios al consumidor.

El mercado de Brasil elevó su pronóstico para el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) este año a un 5,66% desde un 5,64% la semana anterior, según un sondeo semanal Focus del Banco Central entre entidades financieras divulgado este lunes.

El sondeo también mostró que las estimaciones para la inflación del próximo año cayeron tras dos aumentos consecutivos semanales. El IPCA probablemente terminará el 2012 en un 4,61%, menos que el 4,7% pronosticado la semana anterior.

Los economistas mantuvieron sus previsiones para la tasa de interés referencial, Selic , a fines del 2011 sin cambios en un 12,50%.

Las preocupaciones sobre un aumento en los costos de los servicios tras la mayor expansión económica en 24 años el año pasado, además del aumento en los precios de los alimentos, han tomado un rol central en las últimas semanas, con el IPCA alcanzando un 5,91% en el 2010, su mayor nivel en seis años.

El Banco Central tiene una meta de inflación del 4,5% anual para el 2011 y el 2012, con una tolerancia de más o menos dos puntos porcentuales.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central se reunirá de nuevo el 1 y 2 de marzo para discutir sobre la tasa de interés.