Sídney. El primer ministro de Australia, Tony Abbott, dijo que espera que la cumbre del G20 que se celebrará en su país en noviembre de este año sea algo más que cháchara y adopte acciones prácticas para mejorar la economía mundial, informaron este lunes medios locales.

"El G20 es probablemente el primer grupo económico mundial y es importante que este año sea algo más que una cháchara", dijo Abbott, quien se encuentra viajando al enclave suizo de Davos para participar esta semana en el Foro Económico Mundial.

En ese foro que reúne a unos 2.500 políticos y empresarios de todo el planeta, Abbott quiere fijar la agenda de cara a la próxima cumbre del G20 para buscar "acciones prácticas para construir una economía nacional y mundial más fuerte", según la agencia local AAP.

Estas acciones se centrarían en promover el libre comercio, reformas tributarias, promover nuevas inversiones, fortalecer los sistemas bancarios para blindarlos de futuras turbulencias económicas y una mayor creación de empleos.

Asimismo, el primer ministro conservador intentará promover a Australia como "un lugar atractivo para invertir y hacer negocios" y dialogar sobre las reformas implementadas desde que asumió las riendas del Ejecutivo en septiembre pasado, agregó la AAP.