El crecimiento económico sostenible y estable de China ofrece grandes oportunidades al mundo, dijo este domingo el primer ministro de China, Li Keqiang.

El primer ministro hizo las declaraciones este domingo durante una reunión con Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados de Argentina, la cámara baja del Parlamento, en el Gran Palacio del Pueblo, ubicado en el centro de Beijing.

Durante la reunión, Li dijo que el desarrollo económico y social de China tuvo un buen comienzo a principios del año, a pesar de enfrentar dificultades y riesgos.

Li dijo que se construirá "una versión actualizada de la economía de China" y observó que el gobierno seguirá promoviendo el desarrollo de la economía, mantendrá un crecimiento estable, frenará la inflación, controlará los riesgos y fomentará la transformación económica hacia un crecimiento de mayor calidad y eficiencia.

China se ha puesto como meta convertirse en un país socialista moderno, próspero, fuerte, democrático, culturalmente avanzado y armonioso para mediados del siglo y hará realidad el Sueño Chino de la gran revitalización nacional, dijo Li. El primer ministro agregó que el país llevará a cabo esfuerzos incesantes para alcanzar esta meta y, por consiguiente, el desarrollo de China también proporcionará vastas oportunidades al mundo.

Debido a que tanto China como Argentina son países con mercados emergentes y países en desarrollo, Li dijo que ambas naciones necesitan desarrollar las relaciones bilaterales con un enfoque integral y estratégico, promover la inversión y el comerio y alcanzar un desarrollo común.

China estará feliz de ver una fuerte relación de unión entre los países latinoamericanos y desea coordinarse más con Argentina para elevar las relaciones entre China y los países de América Latina, dijo Li.

Domínguez indicó que el desarrollo de China brinda grandes oportunidades para Argentina y que China es un importante socio de cooperación para su país.

Domínguez expresó su deseo de fortalecer la cooperación entre las dos partes en todas las áreas y a conducir las relaciones bilaterales hacia un nuevo nivel.