China debe avanzar firmemente en las reformas institucionales en las áreas económica, política, cultural y social, entre otros y adherirse a la política de apertura, señaló este sábado el primer ministro Wen Jiabao.

Al hablar en una recepción para conmemorar el 63 aniversario de la fundación de la República Popular China, Wen dijo que: "Todavía falta mucho por avanzar" antes de que China se vuelva un país socialista moderno que sea próspero, firme, democrático y avanzado culturalmente y armonioso.

"Debemos promover la democracia socialista y la aplicación de la ley, mantener la equidad social y la justicia, mejorar lo estándares educacionales y morales de nuestro pueblo y lograr la libertad y el desarrollo general de la gente", señaló el premier.

"Al reconocer los logros, siempre debemos mantener la cabeza fría", indicó, y agregó que China ha atestiguado cambios tremendos desde su fundación y en especial desde el lanzamiento de la reforma y apertura, así como este año ha atestiguado nuevo progreso en los esfuerzos de reforma, apertura y modernización de China.

El país está en un periodo importante de oportunidades estratégicas para el desarrollo, señaló Wen, que añadió que el poder de la reforma y la apertura, así como el espíritu perseverante de la nación china llevará a China hacia un futuro más brillante.

Respecto al XVIII Congreso Nacional del PCCh, el primer ministro dijo que será una reunión importante "para que construyamos con base en los logros pasados y abrirmos a nuevas perspectivas para el desarrollo futuro".

Enfatizó que "seguiremos sin vacilaciones la línea básica del partido y seguiremos comprometidos con el camino del socialismo con características chinas".

Wen también reiteró las políticas del gobierno sobre Hong Kong, Macao y Taiwan y prometió mantener la prosperidad a largo plazo y la estabilidad de Hong Kong y Macao para promover el desarrollo pacífico a través del Estrecho de Taiwan.

Respecto a las relaciones exteriores, el primer ministro Wen dijo que China continuará persiguiendo una política exterior independiente de paz y que proteger con firmeza la soberanía e integridad territorial nacionales.