Atenas. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo el sábado a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, Francois Hollande, que Grecia "sobrevivirá" sin importar lo que decidan los ministros de Finanzas de la zona euro sobre la extensión del actual programa de rescate.

"Alexis Tsipras subrayó que, sea cual sea la decisión que tome el Eurogrupo, el pueblo griego tendrá oxígeno la semana que viene y sobrevivirá", afirmó un funcionario del Gobierno heleno.

Los ministros de Finanzas de la zona euro rechazaron el sábado las peticiones de Grecia para una breve extensión del programa de financiación, lo que podría permitirle cumplir con el pago de 1.600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional que debe afrontar el 30 de junio.

Más temprano el sábado, Tsipras convocó un referendo el 5 de julio para que los griegos decidan sobre las exigencias de los acreedores para sellar un acuerdo de financiación a cambio de reformas.

"Él (Tsipras) destacó que la democracia es un gran valor de Grecia", señaló el funcionario.

Por su parte, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, mantuvo la esperanza de lograr un pacto de última hora que evite que Grecia caiga en cesación de pagos y se aproxime a la salida del euro, a pesar de las claras señales de los prestamistas de que la puerta está ya cerrada.

"En estos cruciales momentos, el Gobierno griego está luchando para que haya un acuerdo de último minuto el martes", dijo Varoufakis a los periodistas en Bruselas, en referencia al plazo límite de pago al FMI.

Aseguró, asimismo, que la negativa del Eurogrupo de aceptar las peticiones helenas constituye un duro golpe a uno de los pilares de la moneda única.

"Este rechazo dañará sin duda la credibilidad del Eurogrupo como una unión democrática de estados miembros socios. Me temo que los daños serán permanentes", señaló.

La mayoría de los griegos está a favor de aceptar un acuerdo con los prestamistas internacionales, según un sondeo de opinión elaborado antes de que Tsipras anunciara el referendo.

Una encuesta del instituto Alco, publicada en la edición dominical del diario Proto Thema, indicó que el 57 por ciento de los ciudadanos está a favor de un acuerdo, mientras el 29 por ciento quiere romper con los acreedores.

El sondeo fue realizado a mil personas entre el 24 y el 26 de junio.