Pasar al contenido principal
Problemas financieros en EE.UU. mermarán remesas hondureñas
Miércoles, Agosto 10, 2011 - 06:44

Resultarán más afectados los países que poseen una elevada deuda pública, una alta tasa de desempleo y un creciente gasto gubernamental, opinan economistas de ese país.

El impacto de los recientes problemas económicos en Estados Unidos por la degradación de su deuda pública y por la caída en las bolsas europeas se reflejará en Honduras y en los países vecinos mediante una merma en los flujos de inversión, en una rebaja en monto de las exportaciones y una caída en el envío de las remesas familiares.

El "golpe" sería directo al bolsillo y a la economía de los pobladores pobres y de clase media del país que reciben el envío de dinero desde EE UU y España de manera acentuada.

Economistas locales estiman que en el caso de que la economía norteamericana entre en recesión, existirá una reducción en el empleo y en el apetito por los productos importados. Datos del Banco Central de Honduras (BCH) indican que el país recibió a diciembre de 2010 unos US$2.540,1 millones en remesas y para el presente año se estima que el monto ascenderá a entre US$2.700 y US$2.800 millones.

Además EE UU es el principal destino de las exportaciones hondureñas y Europa ocupa el tercer lugar en importancia.

El macroimpacto. El ex presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Federico Álvarez, expresó que el impacto que tendrá en los países de Latinoamérica es que los empresarios internacionales retrasarán sus inversiones por la incertidumbre de lo que pasará. Existen países latinoamericanos que están mucho más preparados para afrontar este tema de la degradación de la deuda estadounidense, porque aplicaron políticas macroeconómicas de estabilidad a largo plazo. Los países que enfrentarán un deterioro económico son los que tienen una deuda pública muy grande, una elevada tasa de desempleo y enfrentan crisis, así como los que viven a duras penas de lo que puedan exportar.

"Hay que ver si estos países de Suramérica y de otras regiones no recurren a la imposición de nuevos tributos para subsanar la situación de déficit en sus economías, porque hundirían más al país", dijo.

Álvarez opina que las economías de Centroamérica deben preparase y amarrarse el cinturón para enfrentar una situación muy dura. Citó que autoridades de Inglaterra han recomendado clarificar cuál es la situación financiera interna. Si su problema es por tener un gobierno muy grande, debe achicarse, y si el gasto corriente es excesivo, debe reducirse. Solo así se puede salir adelante. "En el caso personal, se debe pagar las tarjetas de crédito o cancelarlas, socarse el cinturón y vivir con lo mínimo. Así se pasará mejor la crisis ", expresó.

"Todos los países pertenecientes al Sistema de Integración Centroamericana (Sica) vivimos de lo exportado hacia EE UU y El Salvador recibe un importante flujo de remesas de esta nación", indicó.

El ex presidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), José Luis Moncada, coincidió en que los problemas financieros en EE UU afectarán las exportaciones y la actividad en la industria maquiladora del país. "Esto quiere decir que existirán problemas de desempleo, falta de ingresos por divisas. Veo que la situación del país se agravará por estas y otras razones", indicó el entrevistado.

Autores

ElHeraldo.hn