El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, sin querer adelantar una fecha para la adhesión de Colombia, señaló que el proceso para lograrlo con los 23 comités implicados "sigue" y debe continuar este año y "seguramente" el próximo.

"En algunos casos seguramente habrá que hacer trabajo el año próximo. Pero estamos en ritmo y en tiempos, y lo importante es que el proceso mantiene su calidad", declaró a Efe Gurría tras entrevistarse en París con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Insistió en que "unos meses más o unos meses menos no van a cambiar la dirección de las cosas" y el Gobierno colombiano comparte la idea de que "este tema es demasiado importante para ser urgente".

Previamente, en una declaración conjunta, Santos había señalado que su interés por integrar la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) -que definió como "un club de países con las mejores prácticas"- es "poner Colombia a tono".

"Hemos hecho mucho, pero falta mucho por hacer" y por eso "vamos a redoblar" la colaboración con los 23 comités, señaló el jefe del Estado.

El secretario general felicitó a Santos por "los excelentes resultados" obtenidos por Colombia durante su mandato, que "ha reducido de forma muy importante la pobreza en cinco años".

Comentó que, de acuerdo con sus cálculos, Colombia creció el pasado año en torno a un 5 %, superior al de los 34 miembros de su organización.

Gurría entregó a Santos un informe que es una contribución al diseño del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 que prepara el Gobierno colombiano, y que presenta una serie de reformas para hacer frente en particular a la cuestión del bajo nivel de productividad, la elevada informalidad laboral y la alta desigualdad de los ingresos.

En el documento, el secretario general insiste en que Colombia en sus reformas debe "abordar las importantes deficiencias del desarrollo territorial, del sistema de innovación y del sistema educativo, de la capacidad competitiva, de los derechos de propiedad sobre las tierras y de las infraestructuras".

Para la OCDE, "Colombia debería plantearse una profunda reforma de su sistema de protección social y de su sistema impositivo para que resulten más equitativos y acompañen mejor al crecimiento".

Los cambios en el sistema tributario "deberían convertirse en una prioridad absoluta para el Gobierno", y eso pasa por hacerlo "más progresivo, reducir el impacto negativo en el empleo, estimular el crecimiento verde", además de "actuar con determinación contra la evasión fiscal".

Otro frente abierto, según el diagnóstico de la organización, es la modernización de las instituciones públicas porque "todavía caben importantes mejoras para asegurar la ejecución de los contratos, gestionar las diferencias interregionales de los servicios públicos, elevar la calidad del aparato judicial y luchar contra la corrupción".

Santos consideró que son recomendaciones que llegan "en el momento oportuno", y reconoció que los expertos de la OCDE "a veces nos abren los ojos sobre temas de los que no nos habíamos dado cuenta".