El procurador Julio Arbizu afirmó que se recuperaron US$220 millones de cuentas secretas, como parte del trabajo desarrollado por el subsistema anticorrupción para rescatar dinero proveniente de delitos cometidos en agravio del Estado.

Según dijo, el año pasado se avanzó bastante respecto a la acción punitiva contra la corrupción, debido a que se buscó el cobro de la reparación civil a favor del Estado y el fortalecimiento de la parte preventiva.

“Hasta el momento hay US$220 millones recuperados desde la instauración del susbsistema (anticorrupción). Ese dinero, producto de decomisos e incautaciones, después de la promulgación del Decreto Legislativo 1014, han pasado al Comisión Nacional de Bienes Incautados (Conabi)”, señaló.

Aseguró que el pasado gobierno “desatendió” el pago de las reparaciones civiles de aquellas personas que cometieron delitos contra el Estado, muchos de los cuales eludieron la justicia escondiéndose en países donde no existe la figura de la doble incriminación.

El procurador refirió que se están reactivando las medidas contra dichas acciones de elusión de la justicia, como es el caso del exministro fujimorista Augusto Blacker Miller, quien fuera detenido en Albania.

Al respecto, reiteró que si el país europeo no expulsa al exfuncionario hacia los Estados Unidos, el Gobierno peruano solicitará su extradición para que pueda responder a la justicia peruana.

En otro momento, manifestó en Radio Nacional que existen “indicios suficientes” de actos irregulares cometidos en algunos sectores durante el gobierno anterior, como el caso de los 'petroaudios' que en cuatro años, no cuenta con una acusación a nivel jurisdiccional.

Asimismo, precisó que el Congreso de la República debe ejercer sus facultades de comisión investigadora y citar de grado o fuerza a los exfuncionarios del Fondo de Reconstrucción del Sur (Forsur), que en varias oportunidades expresaron su negativa a acudir a la sede legislativa.