La producción agrícola en Argentina correspondiente al ciclo 2014-2015 concluyó en 116 millones de toneladas, lo que representó un incremento de 13% respecto a la temporada previa, según un reporte de la consultora IES.

La firma privada Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) reportó que el año pasado se registraron 102,6 millones de toneladas.

Por segmentos, la cosecha del último ciclo tuvo una producción histórica de soya con 61,4 millones de toneladas, lo que significó un incremento de 15% respecto a la cosecha del último ciclo, que también fue récord.

La empresa especializada detalló que la cosecha de maíz finalizó con un volumen aceptable de 27 millones de toneladas, es decir, 7,1% más respecto al ciclo previo.

La consultora detalló que el nivel de siembra fue similar al ciclo anterior, pero el rendimiento fue superior a la campaña previa.

Según el informe, "el alto volumen físico de producción del ciclo 2014-2015, combinado con las expectativas devaluatorias cuando asuma el futuro gobierno, incentiva la retención de granos de la finalizada cosecha".

Esta situación positiva deja inventarios elevados para el inicio del ciclo 2015-2016.

Respecto a las exportaciones del sector, su valor llegó a US$17.640 millones en agosto pasado, lo que reflejó un retroceso de 11,1%.

El volumen de lo exportado fue de 52,3 millones de toneladas, lo que significó un aumento de 16,7%.

El 53,4% del volúmen vendido en el exterior correspondió a granos sin procesar, 35,9%  a cereales y 17,5% a oleaginosas.

"Las perspectivas para el ciclo agrícola 2015-2016 son negativas. Se caracterizarán por la siembra con un gobierno y por la cosecha con otro", señaló.

En la próxima temporada agrícola tendrá una gran influencia el clima, en particular los intensos efectos del fenómeno de "El Niño", lo que pude afectar algunos productos como trigo y girasol, y beneficiar a otros como soya y maíz.