Río de Janeiro. La producción de la industria brasileña puso fin en 2017 a tres años seguidos de caída y creció un 2,5% en comparación con 2016, informó este miércoles el gobierno del país sudamericano.

Según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), se trata del primer resultado positivo tras las contracciones consecutivas en 2014 (3%), 2015 (8,3%) y 2016 (6,4%).

En diciembre, la producción industrial brasileña creció un 2,8% respecto a noviembre y un 4,3% respecto a diciembre de 2016.

En 2017, la industria brasileña tuvo un resultado positivo en 19 de los 26 sectores que evalúa el IBGE. La actividad que más empujó hacia el crecimiento fue la fabricación de vehículos y carrocerías, que aumentó un 17,2% respecto a 2016.

También crecieron de forma significativa el sector de equipamiento de informática, productos electrónicos y óptimos (19,6%) y las industrias extractivas (4,6%).

De hecho, el crecimiento en 2017 podría haber sido más expresivo de no ser por las caídas en la producción de derivados de petróleo y biocombustibles (-4,1%), productos farmacéuticos (-5,3%) y otros equipamientos de transporte (-10,1%).

La industria brasileña fue uno de los más golpeados del país por la severa recesión económica registrada entre 2015 y 2016, que provocó, en ese periodo, un desplome del Producto Interno Bruto (PIB) de más del 7%.