La producción de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) industriales de Argentina cayó 4,7% interanual en marzo, reportó este miércoles la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Con ese resultado, son 20 los meses consecutivos con la industria PYME en baja, dijo la entidad en un comunicado.

El estudio corresponde a la Encuesta Cualitativa Industrial mensual de la CAME, realizada entre 200 industrias medianas y pequeñas del país.

El sector acumula una caída promedio de 4,5% en el primer trimestre del año frente a igual periodo del año pasado.

"El panorama general para la industria PYME sigue siendo recesivo, afectado por la menor demanda, costos en alza, deterioro en la rentabilidad, dificultades para conseguir algunos insumos y un estiramiento en la cadena de pagos que complica la situación financiera", explicó la Confederación.

En marzo, 3 de cada 10 industrias declaró que "se deterioró su cadena de pagos, con atrasos preocupantes".

A su vez, "la falta de insumos en algunos sectores están demorando las entregas de los proveedores y complicando la venta justo cuando más liquidez necesita el industrial", añadió el reporte.

La encuesta determinó que marzo fue un mes "regular" para el 60,8% de las industrias consultadas y entre "malo" y "muy malo" para el 12,2%.

A pesar del contexto, "hubo dos datos positivos", resaltó el informe.

"Por un lado, se redujo la cantidad de industrias con caídas anuales en sus niveles de producción, aunque todavía son una minoría las que crecen. Por otro, mejoraron levemente las expectativas y más empresarios esperan que en los próximos seis meses la producción pueda repuntar", dijo.

Por sectores, las bajas interanuales más acentuadas de marzo se registraron en Productos de metal, maquinaria y equipo (-7,8%), Madera y muebles (-6,3), Papel, Cartón, edición e impresión (-6,2%), Productos de caucho y plástico (-5,9%), y Calzado y marroquinería (-5,1%).