Río de Janeiro, EFE. La producción industrial brasileña, que había crecido en enero tras su mal desempeño en 2012, volvió a caer en febrero un 2,5% en comparación con el mes anterior, informó el gobierno.

La producción de las fábricas en febrero también cayó en la comparación con el mismo mes del año pasado (3,2%), según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

El resultado de febrero prácticamente anuló la ligera recuperación de enero, cuando la producción industrial había crecido un 2,6% en comparación con diciembre y un 5,5% frente al mismo mes del año pasado.

La producción prácticamente retrocedió al nivel de finales de 2012, año en que la industria se retrajo el 2,6%.

El mal desempeño de la industria, el sector más afectado por la crisis internacional en Brasil, fue determinante para que el país sólo creciera un 0,9% en 2012, tras haberse expandido un 7,5% en 2010 y un 2,7% en 2011.

Pese al mal resultado de febrero, la producción industrial acumuló en el primer bimestre un crecimiento del 1,1%.

Según el IBGE, de los 27 sectores analizados, 15 registraron merma de la producción en febrero en comparación con enero, especialmente la de vehículos automotores, que cayó un 9,1%.

Igualmente registraron fuertes caídas los sectores farmacéutico (10,8 %), refino de petróleo y producción de etanol (5,8%), bebidas (5,2%), alimentos (1,3%), muebles (9,9%), celulosa y papel (2%) y extracción mineral (1,9%).

En contrapartida creció la producción de equipos de transporte (9,6%), máquinas y equipos (1,7%), tabaco (36,2%) y de materiales y aparatos eléctricos (4,6%).

Para incentivar la industria del automóvil, una de las más afectadas por la crisis, el Gobierno anunció la semana pasada que prorrogará hasta diciembre próximo los incentivos fiscales para impulsar las ventas.

El gobierno también ha dicho que ampliará el número de sectores industriales beneficiados con incentivos fiscales para impulsar la economía e intentar un crecimiento del 4% este año