La producción industrial brasileña se mantuvo estable en octubre pasado respecto a septiembre, pero acumula una caída del 3% en los primeros diez meses del año frente al mismo periodo del año anterior, informó hoy el Gobierno.

La producción de las fábricas brasileñas tuvo una variación nula (0%) en octubre frente al mes anterior, cuando la actividad se redujo un 0,2%, según los datos divulgados por el gubernamental Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Respecto a octubre de 2013, la producción cayó un 3,6%, de acuerdo al mismo informe.

De los 24 sectores industriales analizados, 16 registraron caídas de la producción en octubre frente a septiembre, entre los que destacó el de vehículos automotores (2,2%).

La producción de este sector, que cayó un 16,5% respecto a octubre de 2013, se ha visto perjudicada por la crisis de Argentina, que es destino del 90% de la producción brasileña de automóviles destinada al exterior.

De septiembre a octubre de 2014, la fabricación también se contrajo en sectores como el farmacéutico (-9,7%), de artículos de viaje y calzado (-3,2%) y el de productos minerales no metálicos (-2,1%), entre otros.

En contrapartida, sobresalió el aumento de la producción experimentado por el sector de alimentos (2,5%).

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, nombró la víspera como nuevo ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior al expresidente de la patronal industrial Armando Monteiro, quien tendrá por delante el desafío de impulsar uno de los sectores más golpeados por la crisis.

En términos económicos, la industria se contrajo un 1,5% en el tercer trimestre de este año, pero mejoró un 1,7% con respecto al segundo trimestre, según los datos oficiales del Producto Interior Bruto (PIB) divulgados la semana pasada.

La mejora del sector industrial contribuyó a la ligera recuperación de la economía brasileña en el tercer trimestre de este año, período en el que el PIB creció un modesto 0,1% y superó la recesión técnica en la que había caído al acumular dos trimestres consecutivos de contracción.