Beijing. La producción industrial de valor agregado de China, un importante indicador económico, se expandió un 6 por ciento interanual en abril, en comparación con el aumento del 6,8 por ciento de marzo, según los datos oficiales publicados hoy sábado.

En los primeros cuatro meses de este año, la producción industrial creció un 5,8 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

La producción industrial de valor agregado mide la producción de las compañías chinas con ingresos anuales superiores a 20 millones de yuanes (3,26 millones de dólares).

La producción industrial supuso el 40,5 por ciento del PIB total de China en 2015, lo que la convirtió en uno de los principales indicadores del crecimiento económico.

El BNE atribuyó la ralentización del crecimiento a la débil demanda, la bajada en los sectores mineros e industriales con un grave exceso de capacidad y al alza de los precios de las materias primas.

La producción industrial en las regiones orientales se expandió un 5,9 por ciento en abril. Las regiones centrales y occidentales registraron ascensos interanuales más rápidos, del 7,1 y el 7,3 por ciento respectivamente.

La producción manufacturera se expandió un 6,9 por ciento en abril. La producción del sector de la minería creció un 0,1 por ciento, mientras que la del de la electricidad, la calefacción, el gas y el agua aumentaron un 1,9 por ciento respectivamente, según la misma fuente.

A pesar del crecimiento ralentizado, los progresos en las reformas estructurales han sido evidentes, dijo el alto funcionario del BNE Jiang Yuan.

Además, los sectores de alta tecnología y farmacéutico mantuvieron fuertes crecimientos, con aumentos del 9,7 y el 10,7 por ciento respectivamente.

Asímismo, la producción de automóviles eléctricos y la de robots industrales crecieron un 140 y un 16,5 por ciento respectivamente, lo que indica un repunte en el consumo de tales productos, apuntó Jiang