La producción fabril de Estados Unidos aumentó en abril a su mayor ritmo en tres años alentada por el sector automotor, lo que respalda la perspectiva de que el crecimiento económico estaría repuntando en el segundo trimestre después de un débil comienzo de año.

La Reserva Federal informó el martes que la producción manufacturera en Estados Unidos subió un 1% el mes pasado, su mayor salto desde febrero del 2014, muy por encima de las expectativas de analistas.

La producción de vehículos y autopartes lideró la expansión con un crecimiento del 5% en abril, tras una caída del 3,6% el mes previo. La fabricación de maquinaria aumentó un 0,9% y la de productos en base a metales subió un 0,5%.

La producción industrial general aumentó un 1% el mes pasado, también su mayor alza desde febrero del 2014, con repuntes en la minería de carbón y las actividades de extracción y mantenimiento en las industrias del gas y el petróleo.

La producción minera trepó un 1,2% en abril, mientras que la de los servicios públicos avanzó un 0,7% por un clima más cálido de lo habitual que llevó a un mayor uso de aires acondicionados, dijo la Fed.