Washington. La producción industrial de Estados Unidos aumentó más de lo esperado en diciembre debido a que un clima extremadamente frío hacia el final del mes impulsó la demanda de calefacción, aunque la fabricación de manufacturas se desaceleró, apuntando a un crecimiento moderado del sector.

La fuerte demanda de servicios públicos genera expectativas de una aceleración en el gasto de los consumidores en el cuarto trimestre, lo que podría llevar a los analistas a elevar sus estimaciones de crecimiento económico para el período octubre-diciembre.

La Reserva Federal dijo este miércoles que la producción industrial trepó 0,9% el mes pasado, también alentada por potentes alzas en minería, tras caer 0,1% en noviembre.

Economistas encuestados en un sondeo de Reuters habían estimado un alza de 0,4% para la producción industrial del mes pasado. La medición del banco central estadounidense del sector industrial está compuesto por manufacturas, minería y servicios públicos de electricidad y gas.

En todo el 2017, la producción industrial estadounidense subió 1,8%, el primer y mayor incremento desde 2014.

La producción industrial se aceleró a una tasa anual de 8,2% en el cuarto trimestre, su mayor avance desde el segundo trimestre del 2010. En todo el 2017, la producción industrial estadounidense subió 1,8%, el primer y mayor incremento desde 2014.

El sector industrial está respaldado por un fortalecimiento de la economía y un debilitamiento del dólar, que ayuda a volver más competitivas las exportaciones estadounidenses. Un sondeo mostró previamente este mes una aceleración de la actividad fabril en diciembre, cuando los nuevos pedidos anotaron su mejor lectura desde enero del 2004.

La producción minera creció un 1,6 por ciento en medio de un repunte de las perforaciones de petróleo y gas. Los servicios públicos treparon 5,6% el mes pasado, tras una caída de 3,1% en noviembre.

No obstante, la producción manufacturera aumentó apenas 0,1% en diciembre, tras un alza de 0,3% el mes previo y un salto de 1,5% en octubre. La producción de metales primarios se hundió 1,5%, mientras que la de vehículos creció 2,0%. En el cuarto trimestre, la producción de manufacturas subió a una tasa del 7,0%.

El porcentaje de capacidad industrial en uso aumentó levemente al 77,9% desde un 77,2% en noviembre.