Madrid. La producción industrial española aceleró en abril su caída a niveles no vistos desde septiembre del 2009, subrayando la debilidad de la economía de un país que entró en recesión en el primer trimestre del año, según datos divulgados el miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El índice general de la producción industrial ajustado del efecto del calendario cayó en abril un 8,3% interanual desde el -7,5% del mes anterior.

Este descenso superó las previsiones compiladas por Reuters, que habían apuntado a una tasa negativa del 6,5%.

"Dato negativo confirmando el empeoramiento de la situación en el segundo trimestre. Falta de crédito, falta de confianza y ralentización en Eurozona son los elementos que pesan sobre la economía española", dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

Según Ponte, de mantenerse el ritmo de contracción de la producción industrial, estaría apuntando a un PIB contrayéndose en el segundo trimestre a ritmos del 1,2% interanual desde el -0,4% del primer trimestre.

Sin ajustar, la tasa interanual cayó en abril un 8,2%, frente al -10,4% de marzo.

Según datos del INE, la economía doméstica se contrajo un 0,3% en el primer trimestre del año, lo que condujo a una recesión técnica después de que registrara idéntica tasa de contracción en el trimestre anterior.

Previsiones del gobierno apuntan a que la economía permanecerá en recesión en el segundo trimestre del año al rondar una tasa de contracción similar a la del primer trimestre.