Tokio. La producción fabril de Japón subió menos que lo previsto en julio y las compañías esperan que caiga en septiembre, en una señal de que un alza del yen y la desaceleración en el crecimiento global están pesando sobre la recuperación del país que depende de las exportaciones.

La producción industrial subió un 0,6% en julio desde el mes anterior, contra un pronóstico promedio del mercado de un alza de un 1,5% y luego de un incremento de un 3,8% en junio, mostraron datos del ministerio de Economía, Comercio e Industria reportados el miércoles.

Fabricantes encuestados por el ministerio elevaron su previsión de crecimiento para agosto a un 2,8% desde un 2%, pero pronosticaron un declive de un 2,4% en septiembre.

"La caída prevista en septiembre es mayor que la anticipada", dijo Mari Iwashita, economista de mercado en jefe de SMBC Nikko Securities.

"Es una señal preocupante para comenzar el cuarto trimestre", agregó.

La producción había estado rebotando desde el fuerte bajón causado por el terremoto y tsunami del 11 de marzo a medida que las compañías reparaban las cadenas de suministro y fabricas.

Las cifras de julio mostraron que la producción de autos y equipos de telecomunicaciones subieron mientras que las de químicos y equipos electrónicos bajaron.

Pero un debilitado crecimiento en los importantes centros de demanda que representan Europa y Estados Unidos así como un yen cerca de máximos históricos aumentó las dudas sobre la solidez del rebote en los próximos meses.