Río de Janeiro. La producción industrial en Brasil registró una disminución del 2,4% en enero pasado en comparación con diciembre, lo que puso fin a cuatro meses seguidos de crecimiento, informó este martes el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

De acuerdo con el reporte, se trata del peor resultado desde febrero de 2016, cuando la producción industrial se contrajo un 2,5% en el país sudamericano.

La baja registrada en el primer mes del año se produjo en las cuatro grandes categorías de la industria brasileña, liderada por la producción automotriz, con una disminución de 7,6%, tras crecer un 9,1% en diciembre de 2017.

Entre todas las categorías, la única tasa positiva en enero fue la del sector productor de bienes de consumo, que avanzó un 0,5%, el segundo avance consecutivo en este tipo de comparación.

Además del sector automotriz, destacaron los descensos en metalúrgica (4,1%), plásticos (5,4%) y productos alimentarios (1,1%).

A su vez, perfumería, jabones, productos de limpieza y de higiene personal registraron un descenso en su producción de 2,4%.

En comparación con enero de 2017, la producción industrial brasileña creció un 9,8%, en lo que es la novena tasa positiva en esta comparación, impulsada por el consumo de bienes durables (20%) y bienes de capital (18,3%).

La industria brasileña fue uno de los sectores más afectados por la crisis económica que vivió el país en 2015 y 2016, cuya economía encadenó dos años seguidos con comportamiento negativo.

La situación económica se modificó en 2017, cuando la industria brasileña creció 2,5%, mientras que la economía en general lo hizo en 1%.