Ciudad de México. La producción industrial en México se contrajo en septiembre a una tasa anual de 1%, lo que representa la caída más pronunciada de la anticipada por analistas financieros, publicó La Jornada. Este resultado, agrega, refleja la pérdida de dinamismo del mercado interno.

Entre las principales causas de la contracción de la actividad industrial –que contribuye con una cuarta parte del valor de la economía, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y la opinión de analistas financieros- están la en la producción de petróleo y gas, así como el efecto de los desastres naturales que afectaron al país ese mes.

La mayor contracción entre los sectores que integran la actividad industrial se regisró en la minería, producto de la caída en la producción de petróleo, que registró una pérdida de 15.1% anual.

En tanto, las industrias manufactureras repuntaron 3.4%; y la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final lo hizo en 1.3%, según reporte del Inegi.

Mientras la construcción registró una variación de 0%, respecto del nivel reportado en el mismo mes de 2016. Aunque el dato habla de un estancamiento, en los cinco meses anteriores había registrado una contracción promedio de 3%.