El Indice General de Producción Industrial (IPI) español retrocedió 10,4% en marzo respecto al mismo mes de 2011, y profundizó así en más de siete puntos la caída interanual que registró en febrero, de 3,2%. Con este nuevo descenso, el IPI encadena siete meses consecutivos de retrocesos interanuales, para el sector, según publica Europa Press.

Descontado el efecto calendario, la variación interanual de la producción industrial fue de -7,5% en marzo, cifra 2,2 puntos inferior a la registrada en febrero (-5,3%).

En el primer trimestre del año, el IPI acumuló una baja promedio de 5,6%.

En el caso de los bienes de equipo estos experimentaron una caída del 14% respecto a marzo de 2011, motivada por el retroceso de la producción en casi todas sus actividades, especialmente la fabricación de elementos metálicos para la construcción y la fabricación de vehículos de motor.

Por su parte, los bienes intermedios presentaron una tasa interanual negativa del 13,1% debido al recorte de la producción en buena parte de las actividades del sector, entre las que destacan la fabricación de productos básicos de hierro y el tratamiento y revestimiento de metales.

En tanto, los bienes de consumo duradero registraron una disminución interanual de 15,2%, y la producción del sector energético retrocedió 2,6% en tasa interanual.

Además, los bienes de consumo no duradero bajaron 7,2% en relación a marzo de 2011 como consecuencia del descenso de la producción registrado en casi todas las actividades de este sector, especialmente en las artes gráficas y en la fabricación de otros productos alimenticios.

Por comunidades autónomas, la producción industrial experimentó en marzo variaciones interanuales negativas en catorce de ellas, entre las que destacan Castilla-La Mancha (-22,7%), Madrid (-19,9%) y La Rioja (-16,2%).

Las únicas subas interanuales de la producción industrial logradas en marzo se registraron en Canarias (+10,1%), Murcia (+3,5%) y Cantabria (+2,6%).