El índice de producción industrial (IPI) en España volvió a desplomarse en marzo y bajó el 9,8% en tasa interanual, casi un punto más de lo que cayó en febrero, por lo que se sitúa en niveles cercanos a los de septiembre de 2012.

Según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE), disminuyó la producción en todos los sectores industriales, fundamentalmente el de los bienes intermedios, que registró la mayor caída, con el 13,1%.

Le siguieron la producción de los bienes de consumo no duradero (9,9%) y de los bienes de equipo (7,9%).

Sin embargo, la caída del IPI respecto al mes anterior fue del 1,5%, la más baja de los últimos cinco años.