El Índice de Producción Industrial (IPI) de Chile registró el pasado enero un aumento interanual del 5,8%, explicado principalmente por un incremento en la producción minera del 10,1%, informó el estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Según el informe, la expansión de la producción minera se debe esencialmente a una mayor producción de cobre, que alcanzó a 524.296 toneladas métricas, un 13,2% más que en enero de 2014.

Un aumento en la producción de un importante yacimiento del sector, una mayor ley del mineral que se traduce en un mayor rendimiento del material extraído y una baja base de comparación explican el mejor desempeño de la minería del cobre, según el informe.

En tanto, el Índice de Producción Manufacturera aumentó en enero un 1% interanual, con un crecimiento en 6 de las 13 divisiones que componen la muestra.

Los principales aumentos corresponden a la división Elaboración de Productos Alimenticios y Bebidas, impulsado por el aumento de las frutas en conserva, ya que se adelantaron las cosechas de fruta de temporada debido a las altas temperaturas registradas en el período.

Otras divisiones con resultados positivos fueron Fabricación de sustancias y productos químicos y Producción de madera y fabricación de productos de madera y corcho, excepto muebles.

En cambio, tuvieron desempeños negativos las divisiones Actividades de Edición e Impresión y Reproducción de Grabaciones, Fabricación de Mquinaria y Equipo y Fabricación de Papel y Productos de Papel.

El Índice de Electricidad, Gas y Agua anotó un crecimiento interanual del 3,2 %, explicado por un alza de la electricidad (4,2%) y del gas (4,2%), en tanto el agua potable marcó una disminución (-1%).

La generación eléctrica aumentó un 5,1% interanual, con una incidencia positiva de 1,444 puntos en el índice, observándose un importante crecimiento de las centrales solares, mientras la generación con diesel anotó una incidencia negativa de 1,115 puntos porcentuales.

En tanto, la distribución eléctrica creció en 12 meses 2,2%, debido al mayor suministro a los hogares y otros sectores, mientras la distribución a la industria manufacturera tuvo una incidencia negativa de 0,301 punto porcentual.

En enero, dijo el INE, los sectores residencial y comercial acumularon el 57,6% del suministro eléctrico total efectuado por las empresas del sector.