Washintong.- La productividad de los trabajadores estadounidenses se elevó a su tasa más acelerada en más de tres años en el segundo trimestre, con una reducción de los costos laborales, pero la tendencia en el alza del indicador se mantuvo moderada.

La productividad no agrícola, que mide el rendimiento de trabajador por hora, subió a un ritmo anualizado del 2,9% en el trimestre abril-junio, informó el miércoles el Departamento del Trabajo. La cifra representa la tasa más fuerte desde el primer trimestre de 2015.

El dato de los tres primeros meses de 2018 se revisó a la baja para mostrar que la productividad creció a un ritmo del 0,3% y no a la tasa de 0,4% que se reportó originalmente. Economistas consultados por Reuters esperaban un incremento del 2,3% en el segundo trimestre.

En relación al período abril-junio de 2017, la productividad en Estados Unidos creció a una tasa del 1,3%.

Los costos laborales unitarios bajaron a un ritmo del 0,9% en el segundo trimestre, su ritmo más flojo desde el tercer trimestre de 2014. El crecimiento en el indicador de los tres meses previos se revisó a 3,4% desde la tasa de 2,9% informada previamente.

Los costos laborales subieron a un ritmo de 1,9% en el segundo trimestre de 2017, lo que apunta a una inflación moderada en los salarios.