La mantequilla es uno de los productos que están excluidos de la negociación entre Ecuador y la Unión Europea (UE) para un acuerdo comercial.

Así lo indicó Francisco Rivadeneira, ministro de Comercio, antes de participar en la inauguración de la planta de producción de la empresa República del Cacao, en el sur de la ciudad, que prevé una inversión de alrededor de US$18 millones, de los cuales US$4 millones ya se han destinado a maquinaria y comercialización.

El funcionario dijo que lo más sensible para Ecuador está excluido de la negociación y otros productos que son medianamente sensibles tienen mecanismos de protección. “Y ahora tenemos que llegar a un acuerdo en algunas partidas, básicamente en la cadena de lácteos, que siempre es de mucho interés para los europeos”, indicó.

Agricultura junto a contratación pública son los temas más complejos de la negociación, según ha indicado el jefe negociador Roberto Betancourt.

Entre los productos sensibles están carnes, lácteos, oleaginosas, cereales, pero básicamente el banano ecuatoriano.

En banano, Rivadeneira aspira a que Ecuador reciba un volumen mayor para poder ingresar al mercado europeo y con niveles arancelarios, en el momento en que entre en vigencia el acuerdo, similares a los que tengan otras naciones que ya firmaron el convenio.

Los países que no tienen acuerdo con el bloque europeo pagan un arancel de 132 euros por tonelada métrica.

Según un estudio de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) para el Gobierno, sobre el acuerdo comercial con la UE, el arancel del banano sin un acuerdo se ubicaría en 114 euros por tonelada métrica y con un acuerdo, en 75 euros por tonelada métrica.

La próxima semana en Bruselas, Bélgica, se realizará una reunión entre ambas partes con el objetivo de concluir la negociación, tras haberse realizado tres rondas. Por Ecuador, dijo Rivadeneira, viajará Betancourt e integrantes técnicos de las mesas de Agricultura, Compras Públicas, Servicios. Su asistencia en la cita dependerá de cómo avancen las tratativas.