Lima, Andina. El próximo gobierno peruano deberá tener muy en cuenta los ingresos de los que dispone para determinar las políticas y programas que pueda implementar durante su gestión, opinó este miércoles el miembro del Consejo Consultivo sobre Política Monetaria y Cambiaria del Fondo Monetario Internacional (FMI), Vittorio Corbo.

“El país tiene que decidir sus políticas de acuerdo a las restricciones de recursos que tiene, así podrá determinar si destina recursos para financiar programas de pensiones para personas de 65 años en educación u otros”, acotó.

Sin embargo, se mostró contrario a la posibilidad de aplicar algún impuesto o aporte a la población que tiene un empleo formal para financiar algún programa específico durante el próximo gobierno.

“Eso no sería recomendable considerando que Perú tiene un alto nivel de informalidad”, dijo luego de participar en el seminario “Perú, Colombia, Chile: Desafíos y Oportunidades”, organizado por Celfin Capital Perú.

Sobre la aplicación de un impuesto a las sobreganancias mineras, consideró que todo impuesto tiene la ventaja de recaudar ingresos, pero también tienen efectos en el incentivo para la inversión, por lo que cada país debe evaluar esa posibilidad de acuerdo a su realidad.

“Todos los impuestos no son gratis, si bien recaudan se crean problemas de incentivos al empleo y a la inversión”, enfatizó.

Manifestó que un problema a resolver en Perú no pasa por captar más ingresos sino en mejorar la gestión de los recursos que se tienen en ámbitos como la educación y la salud.

Asimismo, consideró que las propuestas para elevar el salario mínimo (que ahora está en 600 nuevos soles) podrían afectar el ingreso de personas con menor educación en el mercado laboral.

“Hay que tener cuidado con el salario mínimo porque termina penalizando muy fuerte a gente de baja educación que no tuvo la oportunidad de especializarse y su única puerta para entrar al mercado es el salario mínimo, pero si éste es muy alto le cerramos todas las puertas”, acotó.

Corbo señaló que la posibilidad de incrementar el salario mínimo debe estar en función del aumento de la productividad del país, lo que es positivo porque en la medida que un país crece y aumenta su productividad, empezarán a subir los salarios en general.

Finalmente, se mostró a favor de que el próximo gobierno modifique la legislación para permitir que los períodos de gestión del directorio del Banco Central de Reserva (BCR) no coincidan con el gobierno de turno.

“Esto es muy importante porque permite mantener la experiencia, en Perú después de las elecciones se va a cambiar todo el directorio y se perderá toda la experiencia adquirida”, enfatizó.