Con la participación en este foro, ProMéxico busca que las empresas proveedoras del sector automotriz encuentren nuevos mercados de destino, como pueden ser Asia o Europa, además de que escalen para convertirse en proveedores de otras industrias, como es el caso de la aeroespacial.

El pabellón mexicano en el Congreso de la Society of Automobile Enginner, está integrado por las empresas: A&P Solutions; AirTemp, Macro-M, Polioles y Tecniflex, quienes presentan los diferentes desarrollos e innovaciones tecnológicas de esta industria en México.

En el evento, ProMéxico también promoverá entre los especialistas de la industria automotriz, los diferentes clusters, o corredores industriales que operan en México con una amplia oferta exportable y las ventajas competitivas de la planta productiva nacional.

Se tiene previsto que el SAE Congress sea visitado por más de 33 mil personas provenientes de 49 países como: Japón, Alemania, Reino Unido, India, Estados Unidos, México, Canadá y Corea del Sur. A él acuden ingenieros, diseñadores, agentes de compras, gerentes, encargados de desarrollo de negocios y profesionales en mercadotecnia y comunicaciones, a fin de conocer las nuevas tecnologías que ofrecen las empresas expositoras.

Actualmente, México ocupa el décimo lugar en la producción mundial de automóviles y camiones, uno de cada 8 vehículos vendidos en Estados Unidos es de origen mexicano; también ocupa el primer lugar como exportador de autopartes en Latinoamérica y es el primer proveedor de este sector al mercado norteamericano.

En 2010, el sector automotriz representó aproximadamente el 3% del PIB y el 14% de la producción manufacturera mexicana. En ese periodo, la industria automotriz mexicana generó US$30 mil millones en ingresos, contribuyó con más del 23% de las exportaciones del país, y fue responsable del 6% de la inversión extranjera directa (IED).