Nueva York. Las expectativas de que el presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, podrá implementar las reformas estructurales necesarias junto con el sólido consumo privado están generando un panorama más optimista para el crédito soberano del país.

En un informe a clientes, Bank of America Merrill Lynch elevó su estimación de crecimiento para 2010 del producto interno bruto del 3,4% al 4%. Las expectativas de crecimiento económico para 2011 se mantuvieron intactas, en un 3,8%.

La mejora del banco se produce cuando inversionistas y analistas, incluidas agencias calificadoras, se muestran más optimistas respecto del país tras la victoria del presidente electo, Juan Manuel Santos.

Los analistas ajustaron además su proyección para el tipo de cambio, que ahora apunta a una tasa de 1.850 pesos por dólar hacia fines del tercer trimestre y de 1,900 pesos por dólar para fin de año.

Las estimaciones anteriores eran de 2.120 y 2.020 pesos por dólar, respectivamente.