Washington. El capital extranjero seguirá entrando en América Latina pese a la crisis europea, que en lugar de deprimir el flujo podría estimularlo aún más, pues los inversores ven a la región como un buen lugar para invertir, según un grupo de expertos.

Los analistas, reunidos en el llamado Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros, constataron que la entrada de capital ha recuperado niveles cercanos a los registrados antes de la crisis financiera y su tendencia es subir todavía más.

La región "es vista como uno de los lugares bastante promisorios para invertir recursos", dijo el ex presidente del Banco Central de Chile, Roberto Zahler.

La crisis de deuda en Europa ha elevado la aversión al riesgo en los mercados, lo que en el pasado se ha traducido con una salida de capital de América Latina hacia sitios considerados más seguros.

Sin embargo, en esta ocasión el riesgo país de algunas naciones de la región es menor que el de ciertos países europeos, apuntó el Comité.

España, uno de los grandes inversores en América Latina, es uno de los países con más problemas, pero Pablo Guidotti ex viceministro de Finanzas de Argentina minimizó el impacto de esas dificultades en la región.

Guidotti, que es actualmente profesor de la Universidad Torcuato di Tella, dijo que los grandes bancos españoles están ganando más en América Latina que en otros mercados, por lo que lo lógico es que amplíen sus operaciones allí y las reduzcan en otras regiones.

El banco Santander, el mayor banco español por capitalización bursátil, prevé ganar más en Brasil que en España este año, por ejemplo.