Lima. Si el país crece 4% anual en los próximos cuatro años, la pobreza se reduciría de 20,7% en 2016 a 15,2% en 2021, lo que significaría que más de un millón 300.000 personas dejarían la pobreza, indicó este domingo la Asociación de Exportadores (Adex).

En 2017 la pobreza se habría reducido en -0,7%, pasando de 20,7% (2016) a 20%, estimó el director del Centro de Investigación y Negocios Globales de Adex (CIEN-Adex) Carlos González.

“Si la economía continúa creciendo a una tasa de 2,5% en los siguientes cuatro años, la pobreza disminuiría solo 3%, pasando de 20,7% (2016) a 17% (2021). En estas condiciones, solo 730.000 personas abandonarían esa condición”, dijo.

Ruido político. Refirió que un crecimiento de 2,5% no parece alentador, pero es un escenario factible si el ruido político continúa con el pedido de vacancia presidencial y la corrupción de Odebrecht, hechos que retrasarían la reconstrucción y ejecución de inversiones privadas en los plazos previstos.

“El ruido político es una variable crítica que afecta el avance de medidas legislativas y ejecutivas. Perú necesita tomar grandes decisiones”, dijo.

“Si la economía continúa creciendo a una tasa de 2,5% en los siguientes cuatro años, la pobreza disminuiría solo 3%, pasando de 20,7% (2016) a 17% (2021)", dijo Carlos González.

Asimismo, dijo que de no implementarse una política de desarrollo, el Perú seguirá creciendo por debajo de su potencial.

En opinión de González, el crecimiento de la economía en 4% es factible; y para ello es importante que las autoridades políticas tomen conciencia que si en los próximos años no se crece al nivel proyectado, se dejaría a más de medio millón de personas (596.682) en la pobreza.

Sectores clave para el crecimiento. El presidente de Adex, Juan Varilias, precisó que los sectores que resultan claves para impulsar un mayor crecimiento son la salud y la educación, pues influyen directamente en la calidad de vida de la población, de ahí la importancia de destinarles mayores recursos.

“De los países de la Alianza del Pacífico, Perú ocupa la última posición en salud y educación básica (puesto 93) y en educación superior y capacitación (puesto 81)”, dijo.

Por ello, sugirió al Ejecutivo trabajar mucho más en ambos sectores (salud y educación de calidad) para disminuir la pobreza, ya que es la única manera de aumentar la capacidad de las personas para trabajar y progresar.

“Ello debe ir de la mano con el acceso a los servicios básicos como agua, saneamiento y electricidad, que brindan condiciones mínimas de calidad de vida”, afirmó.

Finalmente, señaló que otro frente de trabajo para vencer el subdesarrollo es la ampliación de la infraestructura rural a fin de conectar a los agricultores con los mercados, lo que también promoverá el acceso a las escuelas y centros de salud.