El proyecto de ley que impulsa las inversiones en las zonas alejadas en el país dinamizará el desarrollo económico y no afectará a las comunidades nativas, señaló el congresista Federico Pariona, presidente de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, que aprobó el dictamen en la víspera.

Según explicó, la norma es resultado de una labor técnica, desplegada por la comisión, a través de la cual se recogieron los aportes de congresistas, funcionarios de distintos sectores, así como de diferentes organizaciones ambientalistas.

"Es un trabajo netamente técnico, debemos separar lo político de lo técnico. Al margen del respeto a las posiciones contrarias de algunos congresistas, hay que mirar al país. La norma ayudará a tener mejores oportunidades", manifestó.

Pariona señaló que la iniciativa apunta a contrarrestar las trabas burocráticas y agilizar el otorgamiento de autorizaciones y permisos y, en paralelo, fortalecer la autoridad del Servicio Nacional de Certificación Ambiental (Senace).

"Senace se encargará de llevar todo el procedimiento en cuanto a las certificaciones. Con ello se garantiza la entrega de certificaciones en su debido tiempo y más orden. Hoy hay mucho desorden para ello", consideró.

El legislador dijo que hay una interpretación discrepante sobre la norma en algunos parlamentarios que consideran que afectará los derechos de las comunidades nativas, situación que, aseveró, se encuentra descartada.

"Dentro del dictamen se tiene el artículo 28 y el 29, que excluye a la selva. No hay nada en el dictamen que afecte a las comunidades de la selva, como dicen algunos, a todas las comunidades se las respeta", enfatizó.

Aseguró, en ese sentido, que la normativa no vulnera el derecho de las comunidades sobre la posesión de sus territorios y la titulación de tierras, un proceso independiente a cargo del Ejecutivo y gobiernos subnacionales.

El proyecto, refirió, se aplicará al margen de las posibilidades que otorga la Ley de Consulta Previa, que faculta a las comunidades a una participación mucho más directa frente a las inversiones en sus territorios.

Pariona, de la bancada opositora de Fuerza Popular, aseguró que se ha actuado con responsabilidad en la aprobación de la iniciativa y sin visos políticos, teniendo en cuenta que procede del Ejecutivo.

"Lo que se quiere es ayudar a la inversión. Ahora vemos conflictos en algunas regiones, pero tenemos muchas cosas por trabajar y una de ellas es la inversión que dinamiza el desarrollo económico", insistió el parlamentario.