Londres. Los grandes bancos de Europa hicieron frente a una doble recesión y a una caída de los mercados de valores del 20 por ciento, además de pronunicadas subidas de los tipos de interés, en las pruebas de tensión realizadas por los reguladores.

El Comité de Supervisores Bancarios Europeos (CEBS) dijo que las pruebas de tensión asumieron una doble recesión en Europa con una contracción de la economía del 3% en el período 2010 y 2011.

Los bancos no aprobarán la prueba si no son capaces de mantener un ratio de capital Tier 1 del 6% en cada uno de los escenarios.

En las carteras bancarias debían asumir una caída de los mercados de valores del 20% en los dos años, un descenso acumulado del 36% que coloca las bolsas en un terreno bajista muy profundo.

Las pruebas tenían en cuenta además un descenso de los ratings crediticios de participaciones de titulizaciones de cuatro escalones.

Las pérdidas en deuda soberana sólo se aplicaron a las carteras de trading de los bancos.

CEBS permitió una publicación adelantada de la metodología y los resultados de las pruebas de tensión que están previstas para las 1600 GMT.

Prueba de fuerza. Previamente, el miembro de consejo del Banco Central Europeo José Manuel González-Páramo, afirmó que “las pruebas son una prueba de fuerza y ponen al banco en una situación hipotética que es muy improbable.

"En el caso de las pruebas a los bancos europeos, suponemos que el crecimiento acumulado para este año y el que viene es 3% menor que el esperado", agregó.

"Los gobiernos de la eurozona deben consolidar sus presupuestos para dar confianza a los mercados y los hogares", añadió González-Páramo.

Las expectativas de inflación están bien ancladas en la eurozona y el euro es una divisa estable, agregó.

Con información de Reuters