Economistas de Banorte, Barclays, Banamex y BX+, afirmaron a Excélsior que descartan que el Banco de México eleve su tasa de interés en su decisión de política monetaria del próximo jueves, con lo que el instituto central refrendará la posición de México como el mejor país emergente, en un entorno donde la mayoría de mercados en desarrollo han tenido que subir sus tasas (Brasil, Chile y Perú) a los que se sumó Colombia el pasado 29 de enero al elevarla en 25 puntos base para llevarla a 6 por ciento.

“Vemos una probabilidad cercana a cero de que Banxico se adelante al Fed (Reserva Federal de EE.UU.) a subir tasas, a la luz del reciente comunicado en el que señaló (el Fed) que monitorearán de manera muy cercana a los mercados emergentes globales, lo que significa que probablemente ni siquiera suban tasas en marzo y esto da pie a que Banxico pueda esperarse a que lo hagan”, detalló Gabriel Casillas, economista en jefe de Banorte Ixe.

¿En marzo?. Joel Vírgen, subdirector de Estudios Económicos y de Mercados de Banamex, afirmó que esperan que Banxico no subirá las tasas, “pero sí creemos que el comunicado arrojará un balance ligeramente restrictivo, es decir que a pesar de que opte por no subir tasas en esta ocasión, sí podrían subrayar el proceso de depreciación acelerado que ha mantenido el tipo de cambio recientemente y eso llevaría a una lectura restrictiva que confirmaría nuestra perspectiva de que para marzo sí podría elevar la tasa en 25 puntos base”.

Dolores Ramón, analista económico de Grupo Financiero BX+ sostuvo que “esperamos que Banxico mantenga la tasa en 3,25%, para presentar un incremento hasta mediados de este año”.

Marco Oviedo, economista en jefe para México de Barclays, indicó que no estima que Banxico deba subir la tasa si la Fed no ha subido, porque sería una medida muy radical y haría más daño esta alza, que cualquier estabilidad que pudiera tener el tipo de cambio en la economía.

Prevén mesura. “Si Banxico se adelanta a subir tasas, generaría más nerviosismo, porque emitiría una señal de desesperación; adelantarse a subir la tasa para controlar el tipo de cambio, como que mandaría la señal equivocada”, recalcó Marco.

Casillas detalló que se espera un comunicado muy parecido al anterior, en donde el escenario de inflación lo van a seguir viendo bien, no se espera que mejore, pero tampoco que empeore, mientras que el escenario de crecimiento, seguramente será mejor, sobre todo a la luz de que ya van a tener los datos del PIB del cuarto trimestre, que salió mejor de lo esperado.

“Se esperaría que reiteren que seguirán las condiciones monetarias de Estados Unidos, esta frase significaría que Banxico seguirá al Fed”, previó.

Joel Vírgen expuso que “nuestra perspectiva es que la Fed eleve su tasa en marzo, por lo que el alza de Banxico sería una acción sincronizada, pero aún si la Fed no lo hace, creemos que la probabilidad sigue elevada de que Banxico sí lo pudiera hacer en marzo, dada la depreciación adicional que hemos visto en el peso y los riesgos inflacionarios que eso representa”.

Virgen detalló que en diciembre Banxico dijo en su comunicado que elevaba la tasa porque la Fed lo hizo, y para atajar una mayor depreciación que llevara a riesgos inflacionarios. “Entonces, aún sin un alza de la Fed en marzo, dado el comportamiento reciente del tipo de cambio, creemos una probabilidad importante de que Banxico eleve tasas”.

Balance. No descartamos la posibilidad de que Banxico en su comunicado si bien subraye que la economía mexicana continúa creciendo a ritmo moderado, no se descarta que reconozca que los riesgos sobre la actividad pudieron haberse deteriorado ligeramente entre su última reunión y la reunión de la siguiente semana.

Subrayará que el tipo de cambio ha seguido depreciándose y que no descartan episodios de repunte en volatilidad en las semanas siguientes o en los meses siguientes y por lo mismo que mantendrá una actitud vigilante respecto a esto, anticipa Joel.

Alineados. Para Dolores Ramón Banxico mantendrá la tasa de referencia en el nivel actual de 3,25%.

Recordó que en los últimos reportes de Banxico, tanto en las minutas como en el comunicado de política monetaria, han mantenido que seguirán de cerca el movimiento que lleve la Fed porque en este momento no ven otro factor que pueda afectar el nivel de inflación, actualmente se encuentra en el rango bajo del objetivo de Banco de México que es de 3 por ciento, más menos uno por ciento y como la inflación en diciembre se ubicó en 2,13%, no habría ningún otro factor que ayudara a que incrementaran la tasa.

En tanto Oviedo destacó que “si la economía estuviera creciendo un poco más rápido y la inflación se acelerara, sí sería otra historia.

“Creo que Banxico resaltará que los riesgos de crecimiento hacia la baja son mayores, que seguirán atentos a todos los determinantes de inflación, y entonces sí cuando realmente veamos que la inflación se acelera por el tipo de cambio, entonces ahí sí probablemente si puedan subir la tasa, pero como todavía no vemos eso, no”.

“No se ha visto el traspaso, entendido como que todos los precios están subiendo, sí están subiendo algunos, los que se impactan más directamente, pero hay otros que no y como todavía no ocurre eso, mejor que se esperen”, recalcó.

El dólar. Sobre la decisión de la Comisión de Cambios de mantener las subastas en hasta US$400 millones, Oviedo comentó que el mercado esperaba que Banxico elevara las subastas y al final decidió no hacerlo, lo que significa que están guardando balas para cuando sea más necesario salir al mercado.

En opinión de Dolores es adecuada la decisión de la Comisión de Cambios, debido a que el mandato de Banxico es de inflación, y el hecho de no haber aumentado el monto es adecuado.

Se podría tener un mayor impacto negativo en las reservas internacionales y las consecuencias en la paridad serían limitadas ya que la depreciación obedece a factores externos, entonces la subasta no hubiera frenado esta caída o debilidad en el peso, en contraste la extensión le da una confianza al mercado pero únicamente como señal.