El presidente Nicolás Maduro anunció que la Fiscalía citará a las personas que durante el primer trimestre de 2015, utilizaron su cupo viajero en divisas, pero no salieron del país, lo que hace presumir un ilícito cambiario.

Esta no es la primera vez que el gobierno actúa para frenar el uso ilegal de las divisas vendidas a precio preferencial. Aquí una cronología de las principales acciones que se han ejecutado en ese aspecto.

2004
La Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) denunció 87 casos de empresas que presentaron documentación falsa para solicitar divisas.

Junto con la Onidex (actualmente Saime), se afinaban mecanismo para identificar a los viajeros que no salían del país, pero hacían uso del cupo.

2005. Se aprueba la Ley de Ilícitos Cambiarios en la que se establece prisión de 3 a 7 años y multa para quienes "obtengan divisas mediante engaño, alegue causa falsa o se valga de medios fraudulentos".

Cadivi, Onodex y la Alav comienzan a cruzar datos para verificar los viajes realizados por solicitantes de cupo.

Cadivi informa que investiga a 2.133 personas naturales presuntamente incursos en delitos cambiarios, los convoca por aviso publicado en su página web.

Cadivi reporta que ha llevado 206 casos a la Fiscalía de presuntos ilícitos cometidos por empresas y solicita un fiscal especial que se dedique a estudiar los expedientes.

2006. Cadivi "exhorta a todos sus usuarios y usuarias, así como a los nuevos solicitantes de divisas, a apegarse estrictamente a la normativa establecida en cada providencia".

2007. El cupo para viajes se aumenta a US$5.000 anual

Sudeban le solicita a la banca "un mayor control en el otorgamiento de tarjetas de crédito". La Onidex y Cadivi reiteran la intención de verificar datos migratorios y se acuerda la firma de un convenio de cooperación institucional.

Cadivi y representantes de los bancos se reúnen "ante la incidencia de los casos de usuarios que comercializan las divisas autorizadas destinadas al uso de las tarjetas de crédito en el exterior y operaciones electrónicas".

Cadivi realiza dos convocatorias para verificar el correcto uso de las divisas en viajes al exterior. La primera fue de más de mil personas en septiembre y la segunda de 30.970 en diciembre.

El Seniat y Cadivi realizan actividades para evitar la sobrefacturación.

Se suspende temporalmente del Rusad a 5.028 usuarios que no asistieron a las convocatorias de verificación.

2008. Cadivi convoca a 60.000 usuarios para verificar el uso de divisas.

2009. Cadivi informa que de los 98.040 usuarios convocados, sólo 2.967 ha demostrado el correcto uso del monto autorizado para el pago con tarjetas de crédito de bienes o servicios en el exterior y a través de internet. 95.073 de las personas incluidas en tales llamados fueron suspendidas temporalmente del sistema de administración de divisas.

2010. Se reforma la Ley de Ilícitos Cambiarios para prohibir las transacciones con títulos valores.

2012. El presidente de Cadivi, Manuel Barroso, asegura que los fraudes con cupos ascienden a $200 millones y que por el lado de las empresas, existían más 800 suspendidas y enviadas a Fiscalía.

"Durante los últimos años se han expulsado de Cadivi a más de 50 funcionarios" por complicidad con fraudes, dijo Barroso.

2013. El entonces ministro de Finanzas, Jorge Giordani, asegura que el país sufrió una estafa de $20.000 millones por ilícitos cambiarios por empresas de maletín.

2014. Se convoca a más de 10.000 personas naturales a realizar verificación de uso de divisas.

También se convocó a más de 1.000 empresas a verificar el uso de divisas, de las cuales unas 300 no asistieron y fueron suspendidas del sistema.

La Fiscalía publica listas con empresas bajo investigación penal por uso ilícito de divisas.

Se crea una comisión presidencial para investigar el fraude con divisas. Su informe se entrega al Presidente, sin conocerse públicamente los detalles.

2015. Se convoca a más de 4.000 estudiantes a realizar la verificación de divisas.