La deuda total de estados y municipios podría repuntar en el transcurso de 2016 y cerrar ese ejercicio fiscal con un saldo superior al de 2015, pese al desendeudamiento observado en el primer trimestre de este año respecto al cuarto del inmediato anterior, advirtió la titular de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas, Marcela Andrade.

Explicó que el desendeudamiento observado en el inicio de un ejercicio fiscal respecto al final del inmediato anterior es un fenómeno que inició en 2013 y se ha repetido durante los últimos cuatro años, pero al final de cada uno de ellos el saldo total de la deuda subnacional se ubica en un nivel superior, en términos nominales, pero estable, en alrededor de 3%, como proporción del PIB.

Según cifras de la dependencia, a marzo de 2016 la deuda de estados y municipios se ubicó en 531 mil 882 millones de pesos, saldo mayor en 21 mil 791.2 millones de pesos respecto a su nivel del mismo mes de 2015, lo que significó un crecimiento de 4,3% anual.

Dicho saldo fue menor en 4 mil 447 millones de pesos, equivalentes a una reducción de 0,8%, en comparación con el observado en diciembre del inmediato anterior, lo que sugiere que las entidades federativas iniciaron 2016 con un desendeudamiento.

Andrade confirmó que al inicio de este año hubo un desendeudamiento de las entidades federativas respecto al cierre del anterior, pero advirtió que este fenómeno se ha repetido durante los últimos cuatro años, desde 2013, sin marcar un cambio de tendencia en la evolución de la deuda subnacional, la cual continúa creciendo en términos nominales pero se mantiene como proporción del PIB.

Sin embargo, confirmó que en el saldo de la deuda de los municipios y de sus organismos, sí se observa un desendeudamiento desde hace ya varios ejercicios fiscales, debido a que, si bien algunos ayuntamientos han adquirido más deuda, otros la mantienen estable y varios más la disminuyeron.

Cifras de la SHCP refieren que, a marzo de 2016, la deuda de los ayuntamientos descendió a 47 mil 530.2 millones de pesos, cantidad inferior en 2 mil 930 millones de pesos respecto al mismo mes de 2015, lo que significó una reducción de 5,8% anual.

“Efectivamente en la parte municipal sí hemos visto un desendeudamiento”, desde hace dos o tres ejercicios fiscales, dijo la funcionaria.

Explicó que el crecimiento observado en las participaciones federales, que fue de 4,8% real, a tasa anual, y los avances en materia de contabilidad gubernamental, han contribuido a que los ayuntamientos moderen su ritmo de endeudamiento.

Recordó que la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas, que recién promulgó el presidente Enrique Peña Nieto, busca ordenar la contratación de deuda por parte de estados y municipios.