Las exportaciones japonesas registraron su mayor caída en más de tres años en diciembre del 2015 en comparación con el mismo mes del año previo, un dato que alimenta los temores de una contracción económica en el último trimestre del año de la mano de la desaceleración en China y en los mercados emergentes.

Datos del Ministerio de Finanzas mostraron el lunes que las exportaciones bajaron un 8% en al año a diciembre, en descenso por tercer mes consecutivo, la mayor caída desde septiembre del 2012.

Economistas esperaban una baja anual de 6,8% de acuerdo a un sondeo de Reuters.

Los débiles datos podrían poner más presión sobre el Banco de Japón para revisar sus perspectivas, considerando el impacto de los bajos precios del petróleo sobre las expectativas de inflación, al tiempo que las preocupaciones sobre la desaceleración de China daña la moral de las empresas.

El Banco Central de Japón podría reducir sus proyecciones de inflación para el año fiscal que inicia en abril a posiblemente menos de 1% esta semana, muy por debajo de su objetivo de 2%.

Sobre una base ajustada por estacionalidad, las exportaciones cayeron un 3,8% en diciembre, en comparación el mes previo.

Las exportaciones a China, el mayor socio comercial de Japón, declinaron un 8,6% interanual en diciembre, en baja por quinto mes consecutivo, lastradas por los embarques de productos químicos y partes electrónicas.