El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, insistió que el 2015 será un año "duro" debido a grandes inversiones en proyectos estratégicos y la caída en picada del precio del petróleo en el mercado internacional.

"Anticipamos que iba a ser un año fiscal duro, lastimosamente esto se ha juntado a la caída del precio del petróleo, con lo cual, algunos están muy contentos (la oposición) como si el daño fuera para Rafael Correa, (cuando) es para el país", dijo Correa en una entrevista con medios locales en la provincia tropical de Santo Domingo.

El jefe de Estado indicó que el gobierno debe desembolsar unos US$3.000 millones para financiar proyectos estratégicos que están en marcha y terminarán en 2015, entre ellos, varias hidroeléctricas.

Destacó que "en el primer trimestre de 2016 deberán entrar en operación cinco megaproyectos multipropósitos, es decir, para control de inundaciones y riego, que estarán listo en el 2015".

"Algunos de esos proyectos triplicarán la producción agrícola, pero hasta ver un solo centavo tendremos que esperar un año, dos años, pero ahorita solo (hay que) desembolsar" (recursos), explicó.

Agregó que lo mismo ocurre a nivel hidroeléctrico, donde el gobierno está haciendo importantes desembolsos para la construcción de ocho grandes proyectos que entrarán a operar en 2016.

"Ahorita es solo pagar, pagar y pagar", apuntó tras recalcar que las hidroeléctricas van a ahorrar al país unos US$1.000 millones.

"Yo soy optimista por naturaleza y lo que veo es que serán tiempos menos buenos, pero saldremos adelante", expresó Correa tras recordar que su país enfrentó en 2009 la crisis internacional alentada por la caída del precio del petróleo.

"En 2009 el precio del petróleo llegó a 24 dólares el barril. Ganamos elecciones ese año, toda América Latina decreció 2 por ciento y nosotros crecimos 0,6 por ciento, entonces, ya hemos enfrentado tiempos difíciles", resaltó.

Reiteró que el principal problema de Ecuador no es fiscal, sino externo, ya que el petróleo concentra el 50 por ciento del total de las exportaciones del país sudamericano.

"A nivel fiscal, el petróleo sin importación de derivados, que es unos US$5.000 millones, no es ni el 10% del presupuesto del Estado", expuso el presidente.

"Hemos tenido tiempos muy buenos, no tenemos de que arrepentirnos, hemos hecho muy bien las cosas y en el 2015 habrán tiempos menos buenos y sabremos salir adelante", insistió.

El petróleo es el principal producto de exportación de Ecuador, el socio más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El gobernante añadió que si el problema fuera fiscal "se puede conseguir financiamiento" y anunció que recibió una invitación del presidente de China, Xi Jinping, para visitar ese país.

"Tengo un viaje a China, me ha invitado el presidente chino para conversar conmigo, hay mucho interés en el país", indicó sin precisar la fecha del viaje.