El presidente de Ecuador, Rafael Correa, recomendó a Europa que, para salir de la crisis de la deuda, no le haga “el más mínimo caso” al Fondo Monetario Internacional (FMI) y no siga las mismas recetas de austeridad que fracasaron en su país.

En una conferencia en la Universidad Técnica de Berlín, organizada durante la jornada inicial de la primera visita oficial de Correa a Alemania, pidió a la Unión Europea (UE) que “no cometa los mismos errores” que se cometieron en América Latina, y especialmente en Ecuador, en la década del 80.

“Temo que Europa está cometiendo los mismos errores que nosotros cometimos”, señaló, para apuntar que las recetas que propone el FMI para la recuperación en la Eurozona “son las de siempre”, el aumento de la presión fiscal, los ajustes en pensiones y mercado laboral y las privatizaciones.

Horas antes, al inaugurar la XIII Conferencia de la Economía Alemana para América Latina, el presidente ecuatoriano llamó a empresarios alemanes a invertir en su país, “un proyecto de izquierda” pero consciente del papel del sector privado en el desarrollo y que “también entiende que el Estado tiene que tener un papel”.

Sobre las negociaciones para un acuerdo de cooperación entre su país y la UE, aseguró que ya están bastante adelantadas, aunque pendientes de algunos detalles técnicos. “La voluntad de los técnicos muchas veces es más lenta que la voluntad política”, comentó.

No obstante, Correa dejó entrever que de su parte también hay algunas discrepancias en lo que se refiere a la parte comercial del acuerdo. “Somos amigos del comercio, pero también puede haber un comercio destructor. Además, ustedes tienen que tener en cuenta que somos un país sin moneda propia, por lo que no tenemos las herramientas de la política monetaria para corregir desequilibrios externos, y la única herramienta que nos queda es la política comercial”, explicó.

Agenda de visitas. Rafael Correa se entrevistó de manera protocolaria con el presidente alemán, el independiente Joachim Gauck. Este miércoles está prevista una cita con la canciller, Ángela Merkel.