Pekin. Suiza sigue como la economía más competitiva del mundo, mientras que Estados Unidos retrocedió del segundo al cuarto puesto tras haber perdido la corona el año pasado, indicó este jueves el ránking anual del World Economic Forum (WEF).

Suecia y Singapur, en el segundo y tercer puesto respectivamente, desplazaron a Estados Unidos.

En el ranking anterior, Singapur se había ubicado tercero y Suecia cuarta. En los diez primeros puestos no ingresó ningún país nuevo, aunque Alemania subió al quinto lugar desde el séptimo.

El WEF explicó que Estados Unidos cayó al cuarto puesto debido a un aumento de los desequilibrios macroeconómicos en el país, a un debilitamiento de las instituciones públicas y privadas y preocupaciones por el estado de sus mercados financieros.

"Hay debilidad en algunas áreas en particular, que ya habíamos señalado antes, y que desde el año pasado se profundizó", dijo en una conferencia de prensa Jennifer Blanke, la principal economista del Centro para la Competitividad Global del WEF.

El informe se basa en una docena de indicadores de competitividad, entre ellos la fortaleza de las instituciones, la infraestructura, la salud y la educación, junto con el ambiente macroeconómico y el tamaño del mercado en cada país.

Suiza mantuvo el primer lugar gracias a lo que se consideró su alta capacidad de innovación y una sofisticada cultura para hacer negocios.

Los países nórdicos siguieron bien posicionados en el ranking. Finlandia y Dinamarca acompañaron a Suecia en los diez primeros lugares.

China avanzó dos casilleros, al puesto 27, y se ubicó como la más competitiva entre las economías emergentes.

"China sigue mostrando una gran fortaleza, no en términos del tamaño de la economía, sino en lo que respecta a la calidad de la economía", dijo Robert Greenhill, director gerente del Foro.

Entre los países latinoamericanos, Chile fue el mejor posicionado, en el puesto 30, sin cambios frente al ranking anterior.

México bajó seis escalones, al puesto 66, por debajo de Brasil, que apareció en el puesto 58.

Venezuela retrocedió del puesto 113 al 122, siendo el país de la región peor evaluado, sólo detrás de Paraguay y apenas un puesto por sobre Pakistán.