El presidente cubano, Raúl Castro, urgió a que el país adopte con rapidez medidas como la eliminación de 500 mil empleos públicos en la isla, a objeto de aliviar la carga fiscal del Estado y así relanzar su contraída actividad económica junto con salvar al sistema socialista .

"Para defender las medidas y explicarlas, la clase obrera tiene que tener conocimientos y estar convencida de su importancia para la subsistencia de la revolución, de otra manera iremos al precipicio", alertó el gobernante, según citas de su discurso publicadas en el diario oficial Granma y el semanario Trabajadores, de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Castro sostuvo que las medidas no son copia a ningún país y remarcó que las iniciativas no implican renunciar a la construcción del socialismo, de acuerdo a El Mundo de Venezuela, que cita a la agencia AFP. En ese marco, la situación aconseja, sostuvo Castro, seguir el modelo socialista de China o Vietnam.

Castro formuló sus declaraciones ante 200 delegados de la CTC y funcionario gubernamentales.