Sao Paulo.- La moneda brasileña repuntaba con fuerza el viernes desde mínimos de más de dos años luego de que el Banco Central aumentó su intervención en el mercado cambiario y aseguró a los invasores que las autoridades disponían de más medidas.

* A las 1409 GMT, el real se apreciaba un 3,02% a 3,811 unidades por dólar, borrando las pérdidas de las dos jornadas previas.

* La depreciación de la moneda se produjo por el temor a que más políticas erráticas y lo incierto del resultado de las elecciones presidenciales de octubre pudieran generar una gran ola de ventas en los mercados brasileños.

* El presidente del Banco Central, Ilan Goldfajn, reiteró el viernes que la entidad y el Tesoro del país seguirán brindando liquidez al mercado “mientras sea necesario”, según el texto de una presentación que realizará más tarde el viernes.

* El resto del comunicado reitera declaraciones de Goldfajn del jueves, cuando señaló que el emisor ofrecerá hasta US$20.000 millones en swaps cambiarios para el fin de la semana que viene.