Sao Paulo. La moneda de Brasil, el real, se depreció este lunes al día siguiente de la primera ronda de las elecciones presidenciales, en una sesión marcada por la valorización internacional del dólar.

El real se debilitó un 0,65%, cotizando a 1,690/1,692 unidades por divisa estadounidense en el mercado interbancario al cierre, con lo que anuló la ganancia del 0,65% registrada este viernes.

Este domingo se celebraron elecciones generales en Brasil, en las que la candidata oficialista, Dilma Rousseff, obtuvo un 46,9% de los votos, menos que la mayoría necesaria para evitar un balotaje el 31 de octubre con el principal abanderado opositor, José Serra, que sumó un 32,6% de la adhesión popular.

A nivel global, el dólar se fortalecía un 0,47% frente a una canasta de monedas de referencia.