Nueva York. El dólar se apreciaba ligeramente el martes contra una cesta de monedas rivales, manteniéndose por encima de un mínimo de dos semanas al que cayó en la sesión anterior, ya que los inversores estaban cada vez más preocupados por los rebrotes de coronavirus y el regreso de las cuarentenas en algunos países.

El índice dólar, que compara al billete verde contra una canasta de seis divisas, subía 0,03% a 96,774 unidades. El lunes, el índice bajó a un piso de 96,565 unidades, y el promedio móvil de 50 días se situó por debajo del promedio móvil de 200 días, una señal negativa para la moneda.

Si bien el apetito por el riesgo ha ido en aumento y ha llevado a las acciones a marcar fuertes alzas, provocando un retroceso del dólar, "su permanencia sigue siendo difícil", dijo Joe Manimbo, analista senior de la firma Western Union Business Solutions en Washington.

"Los datos y las noticias sobre el virus son la clave para el panorama económico", dijo.

El dólar, considerado como un activo de refugio, tiende a beneficiarse cuando los inversores pierden el apetito por el riesgo.

Las autoridades reimpusieron una cuarentena en la segunda ciudad más grande de Australia, al confinar el martes a los residentes de Melbourne en sus hogares por seis semanas, a excepción de los trabajadores esenciales, en un intento por contener nuevos brotes de coronavirus.

En tanto, Miami-Dade, el condado más poblado de Florida, se convirtió el lunes en el más reciente lugar de Estados Unidos en desandar su reapertura al cerrar los restaurantes, cuando los casos de coronavirus aumentan en el país en decenas de miles y las muertes superan las 130.000.