Lima. Los ingresos tributarios de Perú crecieron en enero un 14,3% interanual en términos reales, apuntalados principalmente por una mayor recaudación en el sector minero y en segundo lugar por una reducción en las devoluciones, dijo este lunes la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT).

La recaudación de impuestos neta ascendió en enero a 9.173 millones de soles (unos US$2.806 millones), comparado con los 7.930 millones de soles (US$2.418 millones) recaudados en el mismo mes del año pasado, precisó la Sunat.

"En enero, la recaudación de los sectores minería, hidrocarburos, agropecuario y comercio registraron los mayores incrementos, en tanto que las devoluciones registran una disminución de 30,4% respecto de enero 2017", afirmó la Sunat en un comunicado.

Asimismo, la Sunat informó que también impulsó los ingresos en enero una mayor repatriación de capitales por alrededor de 130 millones de soles (US$39.6 millones).

En el desglose de las cifras, la recaudación del Impuesto General a las Ventas (IGV) creció en enero un 6,2%, a 5.518 millones de soles (US$1.682 millones), gracias a una mejora de la actividad económica, señaló la Sunat.

En tanto, los ingresos por el Impuesto a la Renta crecieron un 5,0%, a 3.929 millones de soles (US$1.198 millones), a partir de un aumento de los precios de los metales que benefició el desempeño de las empresas del crucial sector minero.

El sector minero de Perú -un importante productor de metales a nivel mundial- es vital para la economía doméstica dado que representa el 60% de los ingresos por exportaciones.

Las devoluciones se redujeron en enero un 30,4%, a 1.355 millones de soles (US$413 millones).